Humanum Colombia

|PNUD Colombia|Contacto
Documentos

CAQUETÁ: No es como lo pintan

Por Camilo Prieto, Estudiante del Programa "Manos a la Paz"

10

8-camilo-1

Hay un viejo refrán que reza, que “No es tan bravo el león como lo pintan”. Con esto hago referencia a los lugares de los que se crean apariencias, y logran engañar y erigir imágenes o conceptos temerosos no representativos de la realidad. Caquetá, un departamento golpeado por el conflicto armado y la desidia estatal desde tiempos inmemoriales, proyecta una imagen de ambiente obscuro donde reina el caos, la desesperanza y la tristeza.

8-camilo-2

Antes de ingresar al programa Manos a la Paz, yo quizás padecía de los mismos preconceptos y temores de ir a trabajar en una región donde a los ojos de la gente, los caqueteños aún usan taparrabos, donde todo es una selva, donde la mayoría son guerrilleros y donde supuestamente se escuchan estallidos y bombas por doquier. Una de las tareas más importantes de interactuar con un territorio como este ha sido precisamente servir de canal para contar la realidad; como diría el poeta español Antonio Machado “la verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés”.

La paz será la victoria más grande de este digno pueblo, que se levanta ante los prejuicios de una Colombia indiferente pero que no se rinde en la tarea de mostrar su potencial.

Por esta vía, he ido descubriendo esta joya de la naturaleza amazónica, que además contiene una invaluable riqueza humana. A pesar del dolor que llevan dentro, no se rinden y trabajan duro por sacar a adelante su región. En esa tarea, el PNUD se ha convertido en un actor relevante que ha venido apoyando procesos para la reconstrucción del tejido social, y en ese propósito hemos sido nosotros los jóvenes, un instrumento para apoyar y llevar a feliz puerto estos objetivos.

Cada sonrisa, cada anhelo y cada posibilidad de resarcir los daños que ha dejado la barbarie de la guerra son gestos esenciales que muestran  la calidez y la humanidad de los caqueteños.

Sin duda, esta ha sido una experiencia maravillosa que ha me ha llevado a entender que Caquetá no es como lo pintan. Esta región lucha a diario para construir paz, para algún día se giren las miradas hacía sus habitantes y se atiendan las miles de necesidades que aquejan su territorio. 

Por mi parte, sigo en esta ruta de aprendizaje permanente aportando desde lo poco que sé, sorprendiéndome a diario, conociendo y adaptándome a las dinámicas que se manejan en ese territorio. No tengo la menor duda de que una vez terminada esta tarea, que las contribuciones hechas serán mi huella en este proceso transformador. Para el Caquetá vienen cosas muy grandes y depende solo de la voluntad política y del deseo de cambiar las condiciones de sus pobladores que se haga realidad el sueño de un departamento pintado de alegría, desarrollo, equidad y paz.

 

* Camilo Prieto: Estudiante de Administración Pública de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP), de Bogotá

Deja un comentario