Humanum Colombia

|PNUD Colombia|Contacto
Enfoque

Colombia, un país que ahnela paz

Por Kenny Ibargüen*

16paz y justicia

 

Ilustración: Zakee Shariff

Ilustración: Zakee Shariff

En el programa “Manos a la Paz” el énfasis del proyecto es aportar a la construcción de paz en los territorios y el fortalecimiento de las capacidades locales aportando desde distintos ámbitos tales como: la superación de pobreza y desarrollo económico, el desarrollo sostenible y medio ambiente, la gobernabilidad local, la convivencia y la reconciliación, Keny Yulieth Ibarguen Ibarguen como estudiante de la facultad de Derecho en el proyecto, le correspondió participar f en todo lo relacionado con la gobernabilidad local; en donde se arrancó con  la elaboración del Plan de Desarrollo y a través de este pude conocer sobre la realidad que está viviendo este Distrito y lo mas enriquecedor de esta oportunidad es que desde los conocimientos que he obtenido en mi profesión, pude aportar para que el Plan de desarrollo, el cual fue implementado conforme a los lineamientos que establece la norma e incluyendo las necesidades reales de esta población.

Decidí hacer parte del Programa porque quería entrar al grupo de jóvenes que están aportando para una mejor Colombia, una Colombia libre de conflictos armados en donde la nueva generación pueda crecer en un país que respira Paz, que le aporta más a la educación que a la guerra, que solo escuchen lo que vivió este País como una historia no como una realidad actual, además de esto quería aportar al municipio que me fue asignado mis conocimientos para que todo se hiciera bajo las normas establecidas y apoyar a las personas que han sido víctimas directas o indirectas de esta guerra entre el Gobierno y las FARC, velar porque estas víctimas tuvieran un trato digno, fueran tenidas en cuentas, ayudarlas a encontrar no solo la Paz en Colombia sino su Paz interior para poder perdonar.

En la primera etapa  de las pasantía, inicie con la competencia de la adaptación, ya que me encontraba en un lugar que no era mi residencia permanente, el trabajo en equipo, ya que éramos un grupo determinado de personas con distintas culturas y pensamientos que estábamos aportando en la elaboración de este Plan desde diferentes ámbitos académicos, la orientación a un resultado debido a que todos teníamos un fin el cual era que el Plan de desarrollo quedara con las verdaderas necesidades de la población y que pudiera ser aceptado por el Concejo Distrital de Buenaventura, cumplimos con los valores del programas los cuales fueron la solidaridad tuvimos que estar en contacto de cerca con la comunidad, realizamos proyectos, presentaciones, diálogos sobre el proceso de paz respetando la opinión de los demás y sin discriminar a las personas.

Ilustración: Marti Illustrator

Ilustración: Marti Illustrator

En medio de este proceso participe en una serie de capacitaciones, donde tuve el privilegio de conocer los acuerdos que serían firmados en el Proceso de paz, del cual puede extraer que si bien muchas personas le apostamos a la Paz, no teníamos conocimiento detallado del acuerdo,  por lo que resulta indispensable la capacitación de  todos y cada uno de los colombianos, empezando desde las Gobernaciones, las Alcaldías, ya que son las encargadas de la implementación de estos, una vez recibía instrucciones, me correspondía trasmitir lo aprendido con los funcionarios de la  alcaldía, con los líderes comunitarios  y con la población en general, para que todos conocieran los acuerdos entre el Gobierno y las FARC;  se instalaran mesas de debate frente algunas temas trascendentales como la Justicia transicional (verdad, justicia y reparación) y por último, capacitar a las víctimas, sobre la ley que las acobija y con la cual pueden reclamar sus Derechos.

La última actividad que desarrolle en el Distrito de Buenaventura, fue la más enriquecedora y la que mayor satisfacción me dejo, pues se inició un proyecto en el cual el Distrito de Buenaventura debía empezar a implementar estrategias sobre los acuerdos de paz que Desde agosto del año 2012, el Gobierno Nacional viene adelantando con las FARC-EP, con el que se permite la finalización del conflicto armado y sentar las bases de una paz estable y duradera, el proyecto tiene como propósito de promover, proteger y garantizar los derechos de todos los colombianos, en particular los de las víctimas, reiterando siempre, que la terminación del conflicto armado es la mejor garantía para que no hayan nuevas víctimas .

Mis expectativas respecto del proyecto “ Manos a la paz” en un comienzo era hacer parte de un cambio importante en nuestro país después de tantos años de conflicto, pero estas, cada día iban aumentando, llegando al punto, de interesarme por  conocer la realidad de otros municipios para lograr la identificación del grado de afectación y los mecanismos implementados para lograr la incorporación de nuevo a la sociedad de las personas víctimas  y que el gobierno a través de sus programas brinde apoyo a estas personas víctimas de esta problemática.

A nivel personal me llevo un aprendizaje grandísimo empezando desde la llegada, al conocer mis compañeros, la tutora asignada porque todos tenían la disposición, el tiempo para hacer parte del Cambio, algunos compañeros vivieron la violencia de cerca fueron víctimas directas y aun así ponían su empeño para lograr la Paz, muchos de mis compañeros llegaron a pasar trabajo pero aun así seguían persistiendo todos teníamos una meta y un sueño que en Colombia se pueda respirar Paz y eso mismo encontré en los lugares que me toco desempeñar mis funciones todos querían apostarle a esta, eso me llenaba de satisfacción; nunca me había despegado del seno de mis padres y con esta experiencia a pesar de que al principio fue un proceso de adaptación considero que lo logre y que mis expectativas llegaron más allá, como Profesional fue algo estupendo porque en la Universidad se dan las bases para la vida profesional pero con la práctica es que se logra ser profesional completo puse en práctica mis conocimientos pero aun así aprendí muchas cosas, desde cómo elaborar un Plan de Desarrollo, como realizar un Proyecto tan grande como la Implementación De los Acuerdos en el territorio fueron muchos conocimientos que obtuve en estas pasantías, aprendí a convivir con todos sin importar razón, sexo, condición social todos éramos uno solo con un solo objetivo, aprendí a escuchar a saber que todos tenemos puntos diferentes que se pueden unir y lograr un gran proyecto.

75261562

El mayor aporte que le hice a este Distrito fue el de velar porque en el Plan de Desarrollo quedaran incluidas las víctimas del Conflicto Armado en este plan respetando los parámetros establecidos por el Gobierno Nacional y rigiéndome por la leyes establecidas en Colombia ya que considero que son el núcleo de este conflicto dado que algunas familias lo han perdido todo y como consecuencias les ha tocado empezar de nuevo, muchas han perdido sus seres queridos y el proyecto con el cual finalice mis tareas asignadas que consistía en cómo implementar los acuerdos.

Lo más valioso que me llevo de este territorio es que a pesar de que han sido golpeados fuertemente le apuestan a este Proceso, anhelan la Paz, están dispuestos a perdonar y que haya una reconciliación, trabajan en conjunto para que sea un Distrito que le diga si a la Paz, que desde los más pequeños hasta los más grandes tienen la disposición para hacer parte del cambio y vivir en una mejor Colombia y que puede aportar en este territorio para la construcción de la Paz.

La visión que tenia de Colombia ha cambiado desde que hice parte de Manos a la paz porque al ser parte de este proceso me di cuenta como ha vivido este País en otras zonas a la de donde resido actualmente el Conflicto armado, como ha tenido que levantarse después de fuertes enfrentamiento, como muchas familias han comenzado de nuevo y me di cuenta que a pesar de todo este país aún tiene fe y anhela la Paz, como este país quiero perdonar, olvidar y comenzar de nuevo.

 

*Kenny Yulieth Ibarguen Ibarguen, estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad Tecnológica del Chocó, hizo parte de la primera generación de Manos a la Paz.

Deja un comentario