Humanum Colombia

|PNUD Colombia|Contacto
Documentos

EL PATO: Zona de Reserva Campesina

Por Jhon Luis Lopez Rivas*

10desigualdades

Fotografía: Jhon López

Fotografía: Jhon López

La región de El Pato es una de las zonas más importantes del movimiento social y campesino del país, la colonización de ésta se remonta a principios del siglo XX, por campesinos de otras regiones en busca de oportunidades debido a diferentes consecuencias de desigualdad económica, social y política; además de la violencia en el interior del país. A pesar de la constitución de asentamientos campesinos en esta zona productiva, la población ha sido golpeada por desalojos.

Aún en estas condiciones, los campesinos vuelven a la zona y optan por convocar marchas con intención de hacerse sentir ante el gobierno para ser reconocidos como campesinos legales y desempeñarse en su labor de la forma más pacifica e inocua; y, aunque el ser escuchados no ha sido fácil, los campesinos ya establecidos en la zona, organizan un festival de reencuentro y conmemoración llamado el “Festival del Retorno a El Pato”, donde se evidencian las ganas de convivir en armonía.

“La zona de reserva campesina el Pato, Balsillas, que obedece a la cuenca del rio pato y el valle de balsillas surge como la prime ZRC constituida en el año 1997 bajo el amparo de la ley 60 de 1994”.

En la década de los 80, en la zona de El Pato y parte de la región del Caquetá crece aceleradamente la extracción de madera y por razones de conciencia ambiental se concentran en la región intereses de establecer estrategias de aprovechamiento y uso razonable de los recursos naturales y esto antecede una propuesta gubernamental sobre las zonas de reserva campesina ZRC. La zona de reserva campesina el Pato, Balsillas, que obedece a la cuenca del río Pato y el valle de Bbalsillas, surge como la prime ZRC constituida en el año 1997 bajo el amparo de la ley 60 de 1994. Y de allí en adelante se crea una organización sólida que reunió las juntas de acción comunal que existían en toda la región y nace la asociación municipal de colonos del pato AMCOP.

Aspectos sociales

Las nubes de espeso blanco se arrastran como la lava saliente de un volcán poderoso en erupción, con velocidad lenta sobre el caserío de Balsillas creando una espectáculo al que no están acostumbrado estos ojos que frecuentaban otros escenarios igual de maravillas pero en condiciones adversas, de esta manera comienza un día en Balsillas desde una parcela que se encuentra en la periferia del conglomerado de habitantes, que otrora vivía en viviendas al margen de la carretera que comunica el Caquetá con el Huila, en estas zona desde una altura considerable se aprecia la panorámica de los verdes campos de pasto y esos cuadriculados cultivos de frutas que evidencian las ganas de vivir del campo y la sinergia de este, con la población que desde hace mucho, o poco tiempo lo habita en armonía.

Fotografía: Jhon López

Fotografía: Jhon López

En esta población no pasa desapercibida cualquier persona extraña debido al ambiente de inseguridad que talvez mucho tiempo invadió el corazón de estos colonos que con esfuerzo han construido esta comunidad campesina, esto se debe a la presencia de grupos al margen de la ley y los grupos que por ley se enfrentan a los anteriores quedando la población civil e inofensiva en medio de enfrentamientos que muchas veces dejo como a únicos afectados la población.

“A través de la historia de Balsillas los enfrentamientos entre las fuerzas del estado y grupos al margen de la ley conllevando a crear temor circunstancial, que afecta el lado más intrínseco de los pobladores”.

A nivel general la población de la zona de reserva campesina supera el promedio de 6.218 habitantes y en el caserío balsillas incluyendo la zona rural cuenta con aproximadamente 800 habitantes, y este se encuentra a unos 2.200 msnm, tiene dos entradas al pueblo, una proveniente de San Vicente del Caguán Caquetá y la otra vía hacia la ciudad de Neiva, Huila, es mucho más cerca y menos complicada la vía hacia el Huila lo cual ha creado un ambiente de abandono por parte del municipio de San Vicente del Caguán, el cual se sustenta en el no aprovecho de los productos agrícolas producidos en Balsillas y el mayor afecto y circulación económica hacia Neiva.

A través de la historia de Balsillas los enfrentamientos entre las fuerzas del estado y grupos al margen de la ley conllevando a crear temor circunstancial, que afecta el lado más intrínseco de los pobladores. A mediados del 2007 un grupo de militares del ejército cometió una serie de asesinatos en la población incluyendo una docente quien se desempeñaba como rectora de la institución rural otros pobladores e inclusive niños que conmocionaron al pueblo y llenaron de sentimientos impotentes a quienes sufrieron de cerca esta tragedia en la parte principal del caserío yace un monumento alusivo a la conmemoración de este terrible echo.

Aspectos organizativos

La junta de acción comunal se ha desempeñado en la comunidad como un eje de organización estableciendo reglas y parámetros, siguiendo los estatutos constitucionales, con el fin de lograr un desarrollo ciudadano, digno de convivencia entre todos los actores de la región. Y este ente organizativo ha tenido una buena aceptación por parte de los residentes y ha mostrado buenos resultados en gestiones que atañen la satisfacción de algunas necesidades básicas entre la comunidad.

IMG_20160510_125230

Fotografía: Jhon López

Se evidencia el rol importante de la junta de acción comunal con respecto a las problemáticas de convivencia diaria y solución de los mismos, a quienes perturban el orden público y se establecen sanciones de carácter social como limpiar la acequia que corresponde al canal desagüe de aguas residuales del caserío entre otros, además de la junta de acción comunal que rige en esta comunidad y que mantiene un orden en la comunidad existe una cooperativa denominada COOPABI (cooperativa de beneficiarios de la reforma agraria balsillas) que se encarga de asociar a los parceleros de la zona de reserva forestal que se encuentran en la zona ganadera de balsillas (el playón, los sauces, la abisinia, la toscana y la Holanda).

Esta cooperativa tiene actividades de beneficio para los asociados como la compra de la producción de leche en cada una de las fincas para venderla en la ciudad de Neiva a centros de acopios lecheros y procesadores de lácteos, como el trébol y sulcolac, COOPABI también brinda asistencia técnica en medicina veterinaria para los parceleros y disponen de un Agropunto en donde los asociados obtienen productos de la canasta familiar y productos de veterinaria y agrícolas entre otros

Aspectos ambientales

En materia de medio ambiente y su preservación, la comunidad tiene huertas caseras en un 90% de las viviendas y parcelas, aunque algunas parcelas no disponen de un adecuado sistema de disposición final de aguas domesticas residuales, existe un complejo de arroyuelos, quebradas y vertientes tanto permanentes como intermitentes que surten al rio balsillas, que a menudo y muy seguido sirven como vía de descarga directa de aguas residuales de actividad ganadera y otras. El corregimiento de Balsillas no cuenta con un sistema de acueducto que garantice el agua potable para la comunidad, pero sí con un sistema de tuberías que surten a la comunidad.

Pero esta agua se toma directamente de la quebrada de la Holanda y las demás parcelas la captan de los nacederos de agua que tienen cerca, disminuyendo así el caudal de la quebrada efluente ante el rio balsillas que también sufre una descarga directa de las aguas residuales del caserío y no tiene ni cumple con algún tipo de pretratamiento o tratamiento primario para tratar estas aguas residuales.

IMG_20160510_151953

Fotografía: Jhon López

Según testimonios de algunos parceleros en otros tiempos políticas de gobiernos implementaron un proyecto de baterías sanitarias, al pasar poco tiempo no funcionaron adecuadamente y se llenaron muy rápido y provocaron malestares como malos olores y aguas negras regadas sin control en las fincas, por motivos como estos los parceleros adoptaron lo que por mucho tiempo se ha practicado las pozas sépticas sin revestimiento de arcillas u otro material cementado que impermeabilice el sistema filtrándose así las aguas residuales hasta el nivel freático y formaciones geológicas como acuíferos que se encuentran cerca de las rondas hídricas de las quebradas y arroyos.

Con respecto a los residuos sólidos la comunidad de balsillas no produce cantidad de residuos sólidos alarmantes, pero aun así producen lo necesario para tratarlos y manejarlos de una manera integral, los residuos generados los disponen en un hueco en un terreno aproximadamente a 1 kilómetro del caserío, realizando también la quema como un método de disposición final, sobre todo en las parcelaciones que son alrededor de 60 en esta zona, se hace necesario la implementación de un programa o proyecto piloto para en manejo integral de residuos sólidos incentivando y capacitando al personal hacia el reciclaje, el aprovechamiento, el cuidado del medio ambiente y la preservación de los nacimientos de guas.

 

*Jhon Luis López Rivas, de Magangué Bolívar, es estudiante de Ingeniería Ambiental en la Universidad de La Guajira, en Riohacha y parte del Programa Manos a la Paz, cuyos intereses son aportar a la solución de problemas ambientales y sociales en el país para lograr el deseado desarrollo sostenible posicionando a Colombia en un buen lugar en materia de índice de desempeño ambiental a nivel mundial​​​​​​​​​​.

Deja un comentario