Humanum Colombia

|PNUD Colombia|Contacto
Entrevistas

EXPERTOS HABLAN: Qué tiene que decir la Secretaría de Transporte y la Dirección de Cambio Climático sobre la contaminación en Colombia?

Por Humanum Colombia

accion por el clima

JPB foro

Antes de estar en el Ministerio de Medio Ambiente, Rodrigo Suárez manejaba los asuntos relacionados con contaminación de aire, ruido y la Primera Comunicación de Cambio Climático y Subdirector de la ANLA en el IDEAM. Trabajó en entidades como el Invías en temas de licenciamiento ambiental y en viabilizarían de proyectos.  Es ingeniero ambiental y sanitario, administrador ambiental de los recursos naturales y tiene una especialización en gestión pública.


DSCN3706Ingeniero civil de la Universidad de los Andes con Doctorado en Transporte de la  Universidad de París, el Dr. Bocarejo fue el cofundador del Grupo de Estudios en Sostenibilidad de  la Universidad de los Andes, donde ha dirigido investigaciones con múltiples socios  internacionales, generando publicaciones relevantes en importantes revistas  científicas. Participó en el diseño de proyectos de buses BRT (Bus Rapid Transit por  sus siglas en inglés), en el diseño del primer cable de Medellín y en el Plan Maestro de Ciclorrutas de Bogotá, entre otros.


 
1Colombia asumió la agenda 2030 basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible al igual que muchos países del mundo. Enfocándonos en el ODS 13 de Cambio Climático y en el ODS 3 de Salud, ¿Cómo están afectando los niveles de contaminación en las ciudades a la salud de sus habitantes? 

          RS: Los asuntos relacionados con los niveles de contaminación del aire que afectan la salud son temas que lidera la Dirección de Asuntos Ambientales Sectorial y Urbano del Ministerio. Dicho eso, su conexión con los Gases Efecto Invernadero (GEI) es en especial con lo relacionado con las emisiones del parque automotor, el cual según el inventario nacional de emisiones de gases efecto invernadero, han mostrado un importante aumento en los últimos años.

          JB: Hay varios efectos a la salud que los contaminantes atmosféricos pueden provocar. El material particulado puede penetrar directamente al sistema respiratorio, llegando hasta la zona traqueobronquial para el caso de PM10, o hasta los alvéolos pulmonares para el caso de PM2.5. Las enfermedades asociadas a material particulado son asma, bronquitis, infecciones respiratorias y en poblaciones sensibles ataques cardiacos y arritmia. Entre otros, los síntomas relacionados corresponden con dolor de garganta, tos, dolor de cabeza y sibilancias. Todos estos datos han sido documentados en el Plan Decenal de Descontaminación del Aire para Bogotá de la Secretaría Distrital de Ambiente.

 
  

2Desde su entidad, ¿Qué se están haciendo para cumplir con los compromisos que Colombia adquirió en la COP21 en términos de mitigación, es decir, reducción de emisiones de Gases con Efecto Invernadero en un 20% de aquí a 2030? ¿Se trabaja en conjunto con otras entidades, carteras y sectores para enfrentar eso?   

          RS: Aquí es importante mencionar varios aspectos. Primero, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible es el coordinador de la Estrategia Colombiana de Desarrollo Bajo en Carbono la cual hila distintos ministerios que tienen la responsabilidad de construir los planes de acción sectorial. En especial, el artículo 170 de la ley del Plan Nacional de Desarrollo establece que distintos ministerios estructurarán los planes de implementación para lograr dicho cumplimiento. Es así como en el marco del decreto que establece el Sistema Nacional de Cambio Climático se ha creado la Comisión Intersectorial de Cambio Climático, en donde de manera articulada se busca dar pasos en firme en ese sentido. Hace unos días, se realizó la primera sesión de esa Comisión donde se determinaron los pasos a seguir, considerando que para agosto de este año se deben tener ya esos planes de acción listos. Varios aspectos importantes fueron discutidos durante la sesión:

  • Definir qué acciones serán cubiertas a través de los denominados recursos recurrentes y cómo se van a ajustar los procesos al interior de las instituciones para llevar a cabo dichas acciones.
  • Cómo se van a incorporar nuevos recursos dentro de los procesos de planificación de cada Ministerio.
  • Cuál es la reglamentación y la regulación que se requieren para darle un impulso más contundente a esos procesos de mitigación del cambio climático, incluyendo las acciones que desde el Ministerio de Ambiente debamos realizar para avanzar en ese sentido.
  • Cuáles son las modificaciones necesarias en términos de impuestos o aranceles en las que debemos incurrir.

Adicionalmente, el Ministerio de Ambiente tiene otros programas, particularmente el de Visión Amazonía, el cual tiene como reto principal reducir la deforestación de la Amazonia colombiana. Este programa está en una fase de próxima implementación.

JB: Bogotá es una de las ciudades que ha apoyado iniciativas para cumplir con los compromisos de Colombia en la COP21 y ha desarrollado proyectos para alcanzar niveles de reducción de los niveles de CO2. En el tema de transporte el Sistema TransMilenio es una de las experiencias más exitosas respecto a la operación de sistemas de transporte sostenible y se constituyó en el primer Sistema de transporte de gran escala en desarrollar una metodología y registrar un proyecto bajo el Protocolo de Kyoto. Por la operación del Sistema TransMilenio Bogotá ha contribuido con una reducción superior a los 2.5 millones de Ton CO2eq desde el inicio de la operación.

Una entidad clave para la reducción de emisiones contaminantes es la Secretaría de Ambiente, que lidera el Plan Decenal de Descontaminación del Aire para Bogotá. Éste reúne las medidas que deberán ser implementadas junto a los sectores público y privado para lograr  la reducción de emisiones de Gases Efecto Invernadero y de contaminantes que afectan la salud y la calidad de vida de los ciudadanos. 

 

 

“Según datos de la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, la enfermedad respiratoria es la principal causa de mortalidad infantil en la ciudad. Al año se producen cerca de 600 mil atenciones en salud por Enfermedad Respiratoria Aguda (ERA) en niños”.

Juan Pablo Bocarejo

 

 
  

3El sector transporte genera un alto porcentaje de las  emisiones de Gases Efecto Invernadero. ¿Qué medidas específicas están tomando las autoridades a nivel nacional y local y la empresa privada para mitigar su impacto? 

          RS: En el orden nacional, se están modificando los estándares de calidad de los combustibles. Esto hace referencia específicamente a combustibles de bajo azufre que permitan reducir los niveles de contaminación y por consiguiente las tasas de mortalidad y morbilidad asociadas a enfermedades respiratorias agudas. Por otro lado, es muy importante el mejoramiento de los estándares aplicados a los vehículos, los cuales de contar con una mejor tecnología son más eficientes lo que genera menor contaminación o emisiones.

Es importante, a su vez mencionar los esfuerzos que se están llevando a cabo en el Ministerio de Transporte y algunas ciudades, que han buscado fortalecer el uso de vehículos no motorizados como la bicicleta. Adicionalmente, se está apoyando el mejoramiento de los procesos de transporte logístico a la hora de movilizar productos de un lugar a otro, esto incluye al sector industrial. Éste es un trabajo liderado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en articulación con el Ministerio de Transporte.

A nivel local se están tomando decisiones relacionadas con los sistemas de transporte masivo. También existen las Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación (NAMA), cuyo énfasis está orientado al cambiar la cultura de la movilización en medios de transporte que no sean masivos. Igualmente, los Ministerios de Transporte, Vivienda y Ambiente en articulación con Findeter, estamos trabajando en una NAMA de Desarrollo Orientado al Transporte. Las anteriores acciones definitivamente ayudan a reducir las emisiones de GEI.

          JB: Se tiene previsto promover una operación limpia y eficiente de los diferentes componentes del sistema de movilidad de la ciudad para garantizar procesos ambientalmente racionales para la construcción y provisión de servicios de transporte.

Se tiene contemplado fortalecer y/o generar nuevos mecanismos orientados a la gestión, control y seguimiento de los procesos orientados al cumplimiento de los compromisos y estándares normativos ambientales de los diferentes actores del transporte. Y a la promoción de acciones que contribuyan a generar mejoras en la gestión y optimización de la operación de los diferentes modos de transporte y que propendan por la eficiencia energética y el uso racional de los recursos naturales.

 

“En el orden nacional, se están modificando los estándares de calidad de los combustibles. Esto hace referencia específicamente a combustibles de bajo azufre que permitan reducir los niveles de contaminación y por consiguiente las tasas de mortalidad y morbilidad asociadas a enfermedades respiratorias agudas”.

Rodrigo Suárez

 
  
 
4Medellín ha recibido varios reconocimientos por ser una ciudad sostenible. Uno de los elementos por los que la ciudad se ha llevado estos premios tiene que ver con su sistema de transporte. Gracias a esto se ha logrado reducir brechas sociales, económicas y hasta culturales al integrar a los habitantes de áreas vulnerables. ¿Cómo va Bogotá en materia de movilidad, entendida como una pieza clave en el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes, sin afectar al medio ambiente?

          RS: Si bien Bogotá tiene una agenda propia que está en este momento en discusión, es muy importante resaltar el Programa de Ascenso Tecnológico que implementó la capital hace un par de años en donde lo que se buscaba era mejorar el parque automotor. La idea es que que cada vez que se incorporen nuevos vehículos públicos, éstos presenten alguna mejora tecnológica. Eso sin duda alguna es lo que ha permitido la reducción de las emisiones, acompañado a su vez de un mejoramiento en la calidad del combustible.

De la misma manera, el SITP y la red de ciclorutas exhiben un comportamiento interesante; la población que los usa ha ido en aumento en los últimos años.

Fotografía de Andrew E. Russell

Fotografía de Andrew E. Russell

          JB: Esta administración está trabajando por una movilidad que priorice a los usuarios más vulnerables (peatón y ciclista) y al transporte público, porque entiende que de esta manera se puede mejorar la calidad de vida de los bogotanos mientras se mejora la calidad del medio ambiente, al reducir el uso de modos de transporte menos eficientes y más contaminantes. Para esto se está desarrollando un sistema de transporte público de talla mundial, incluyendo una ampliación de la cobertura con la construcción de nuevas troncales de Transmilenio, la integración total del Sistema Integrado de Transporte Público, y la construcción de la primera línea del Metro, así como mejorando y ampliando significativamente la red de ciclorrutas con el objetivo de duplicar el número de viajes en bicicleta. Adicionalmente, se implementará un sistema de gestión y control de la demanda de transporte, conformado por políticas y proyectos para gestionar mejor la demanda, sistemas inteligentes de transporte, una semaforización moderna y el uso de tecnologías que permitan una operación y un control más efectivo de la movilidad.

 Todo esto va de la de la mano con el objetivo de reducir los impactos ambientales causados por los medios de movilización, especialmente las emisiones de gases de efecto invernadero y de material particulado PM10, el principal contaminante del aire en Bogotá. Para esto se está promoviendo la adopción de procesos limpios y ambientalmente racionales para la construcción y provisión de servicios de transporte, incluyendo la renovación del parque automotor de transporte público de la flota de buses y de carga, así como la implementación de mejores prácticas en la operación logística y el fomento de estrategias de eco conducción.

 
  

5El planeta es de todos, y por ende la responsabilidad de conservarlo debe ser compartida. ¿Qué prácticas dentro de la rutina de los ciudadanos, contribuirían a la reducción de estas emisiones? 

          RS: Eso es algo que hemos venido pensando mucho al interior de la Dirección de Cambio Climático y en especial al interior del Ministerio de Ambiente. Hemos logrado entender que hay diferentes personas que tienen distintas actitudes dependiendo de sus características y posibilidades; si se trata de una persona de la ciudad, sus acciones y preferencias son completamente distintas a las de una persona del campo. Quien vive en un área urbana exige un transporte mucho más eficiente y hasta no motorizado, lo cual produciría cero emisiones. Al usar un transporte masivo, por ejemplo, produciría unas emisiones que comparte con 200 personas más. Por otro lado, si utiliza un carro particular, ojalá lo compartiera y ocuparán los cuatro puestos o que el vehículo fuera bajo o nulo en emisiones.

Prácticas ideales dentro de una oficina, serían por ejemplo utilizar unas ventanas amplias donde entre la luz natural y no se tenga que prender la artificial. Al mismo tiempo, reciclar en todos los ámbitos de la vida humana ayuda considerablemente a la reducción de las emisiones GEI.

Si las personas, se encuentran en zonas rurales, uno podría pensar ¿por qué no utilizar energía producida por el sol y realizar procesos de descomposición de materia orgánica y generación de biogás? Si se trata de un agricultor de unas extensiones considerables, sería óptimo utilizar fertilizantes de bajas emisiones o de bajos compuestos nitrogenados. En caso de ser un ganadero, existen prácticas de ga∫nadería sostenible con forraje silvopastoriles.

Hay un sinnúmero de acciones que cada uno de los colombianos podríamos empezar a impulsar y asimilar en nuestra rutina, las cuales estamos seguros contribuirían a la reducción de GEI. Hoy en día, las tasas de emisiones de cada colombiano está alrededor de los 4.8 – 4.9 toneladas; según los cálculos, si cada uno de nosotros redujera al menos una tonelada de emisiones, el país lograría cumplir con su objetivo trazado en el marco de la COP21 de Paris, que es reducir al 20% sus emisiones proyectadas al 2030. En próximos días, vamos a tener una publicación donde esperamos explicar cómo cada uno de nosotros podemos contribuir con el 20%.    

JB: Todos los ciudadanos podemos contribuir a reducir emisiones si: 1. Si disminuimos la cantidad de viajes que realizamos o si nuestros desplazamientos tienden a ser más cortos. De esta forma, el consumo de elementos asociados a la actividad de desplazarse como tiempo, dinero, energía, espacio, entre otros se reducirán. 2. Cambiando la forma en que nos movemos. Pasar de  modos que aportan de forma considerable a las emisiones de GEI (v.g. automóviles y motocicletas particulares) a modos más sostenibles como el transporte público, o mejor aún, a modos no motorizados (TNM) como la caminata o la bicicleta. 3. Por último, seleccionando tecnologías que generen la menor cantidad de emisiones contaminantes.

 

 

entrevista_Natia Zaradia

 

 

Deja un comentario