Humanum Colombia

|PNUD Colombia|Contacto

HUELLA ECOLÓGICA VS. DESARROLLO HUMANO: Se puede progresar sin dañar

Por WWF

accion por el clima

Ilustración: Zhongwen Yu

Ilustración: Zhongwen Yu

La huella ecológica se ha convertido en la principal medida mundial de la demanda que hace la humanidad a la naturaleza. Mide cuánta área de la tierra y del agua requiere una población humana para producir los recursos que consume y absorber los desechos que genera. Cuando la huella ecológica de una región supera su capacidad biológica, es decir, su capacidad de producir o soportar la actividad humana –biocapacidad– quiere decir que se está usando de manera no sostenible. Esta es la forma como se relaciona el desarrollo humano y su huella en el planeta.

Si bien, por cientos de años la humanidad se ha extralimitado en el uso del planeta, todavía tendríamos una muy buena oportunidad de seguir desarrollándonos siendo exitosos por muchas generaciones venideras.

Límites planetarios: espacio operacional seguro para la humanidad

huella1

Fuente: WWF Living Planet Report 2014

Huella ecológica por país, per cápita, 2010

huella3_cortado

Fuente: WWF Living Planet Report 2014

 

Nota: Esta comparación incluye todos los países con poblaciones mayores a 1 millon de habitantes para los cuales hay datos disponibles. Fuente: Global Footprint Network, 2014.

Demanda desigual, desiguales consecuencias

Los países de renta baja son los que más pequeña tienen su footprint, pero sufren las pérdidas más grandes en cuanto a ecosistemas.

La mayoría de los países de renta alta han mantenido un footprint per capita mayor a al promedio de biocapacidad per capita por más de medio siglo, dependiendo completamente de la capacidad biológica de otros países para sostener su estilo de vida.  Por su parte, la gente en países de renta media y baja han experimentado un leve incremento en su, relativamente, pequeño footprint per capita en el mismo periodo de tiempo.

huella4

Nota: Esta gráfica representa la huella ecológica per cápita en países de renta baja, media y alta, donde la línea verde representa el promedio de la biocapacidad per cápita global. Fuente: Banco Mundial 1961-2010 y Global Footprint Network, 2014)

Tanto para la biodiversidad como para las poblaciones de los países pobres, las tendencias son catastróficas.

El índice propuesto en el informe de Planeta Vivo (Living Planet Index – LPI, en inglés) entre países con distintos niveles de ingreso muestra diferencias abismales. Mientras los países de ingreso alto evidencian un incremento del 10% en diversidad, países de renta media muestran una caída del 18%, y los países de ingreso bajo han decrecido en su índice hasta un 58%. 

Índice de Planeta Vivo (Living Planet Index) y su comportamiento en los distintos tipos de paises, 1970-2010

Nota: Esta imagen muestra las tendencias de los países de renta alta, media y baja con respecto a Índice de Planeta vivo. Se puede visualizar cómo el escenario para los países de renta baja continúan siendo catastrófico para su biodiversidad y para su gente. Fuente: Clasificación del Banco Mundial 1970-2010, ZSL, WWF, 2014.

El camino hacia el desarrollo sostenible

Ningún país ha alcanzado todavía un nivel alto de desarrollo humano basado en un footprint globalmente sostenible. Sin embargo, algunos se están moviendo hacia esa dirección. Para que un país alcance un desarrollo globalmente sostenible, su huella ecológica (medida en hectáreas globales)  debe ser menor a la biocapacidad percapita disponible en el planeta, al mismo tiempo que un estilo de vida decente (medido por el índice de desarrollo humano).  

Correlación entre la huella ecológica y el índice de Desarrollo humano (ajustado por inequidad)

Nota: Los puntos representan cada país coloreado según la región geográfica a la que pertenecen y escalados al tamaño de su población. Ningún país está ubicado en el cuadrante de la esquina inferior derecha que indica desarrollo sostenible global. Fuente: PNUD y Global Footprint Network

Nota: Los puntos representan cada país coloreado según la región geográfica a la que pertenecen y escalados al tamaño de su población. Ningún país está ubicado en el cuadrante de la esquina inferior derecha que indica desarrollo sostenible global. Fuente: PNUD y Global Footprint Network

El elevado desarrollo humano de los países de ingreso alto se ha dado a costa de una enorme huella ecológica. Separar y reversar esa tendencia es un reto de corte global.

Existen países cuyo comportamiento los está llevando en buena dirección. Dicha progresión varía de país a país. Algunas naciones han podido incrementar considerablemente su desarrollo humano sin aumentar de manera dramática su huella ecológica. En paralelo, otros países han reducido su huella ecológica manteniendo altos niveles de desarrollo.

Huella ecológica en relación con el Indice de Desarrollo Humano

Nota: Las líneas intermitentes marcan los umbrales del Índice de Desarrollo Humano para países con un desarrollo muy alto, alto, medio y bajo (el IDH no está ajustado a la inequidad del país). Fuente: Global Footprint Network, 2014 y PNUD, 2013.

Nota: Las líneas intermitentes marcan los umbrales del Índice de Desarrollo Humano para países con un desarrollo muy alto, alto, medio y bajo (el IDH no está ajustado a la inequidad del país). Fuente: Global Footprint Network, 2014 y PNUD, 2013.

 

 

Notas:

Este artículo se extrajo directamente del Informe Living Planet 2014. Se puede acceder al documento completo a través de este enlace.

Para mayor información, contactar a Natalia Borrero del Área de Desarrollo Sostenible del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo a natalia.borrero@undp.org

Tags:

Deja un comentario