Humanum Colombia

|PNUD Colombia|Contacto
Columnas

PERCEPCIONES sobre pensar críticamente en Colombia

Por Beatriz H. Amador Lesmes*

4 educación

Ilustración: Alli Coate

Ilustración: Alli Coate

Actualmente, encontramos que el pensamiento crítico se considera como una habilidad que se desarrolla en cualquier programa de la educación superior (MEN, 2009), y se constituye en una competencia genérica. Éstas se caracterizan por surgir de la interrelación de la educación disciplinar, la educación general y las habilidades de los estudiantes, por ello, deben desarrollarse en el proceso de formación en el pregrado. Para el MEN (Ministerio de Educación Nacional) el pensamiento crítico se caracteriza por:

  • Comprensión (contenido y puntos de vista del escritor o del interlocutor).
  • Análisis (identificación de líneas de razonamiento, evidencia, conclusiones, argumentos).
  • Identificación de deficiencias en argumentos: inconsistencias lógicas, supuestos infundados, consecuencias no intencionadas, recursos retóricos distorsionantes, falsas analogías, etcétera.
  • Evaluación (credibilidad y validez de la evidencia, credibilidad de líneas de razonamiento, validez de argumentos, solidez de las conclusiones, etcétera). (MEN, 2009, 10).

En la anterior descripción, encontramos una definición de pensamiento crítico centrada en las habilidades cognitivas y en las competencias lectoras, en las cuales el sujeto se visualiza de manera abstracta, es un sujeto que desaparece, está invisible ante su relación con el conocimiento. Lander (2004) plantea una crítica al conocimiento desde la perspectiva moderna y considera que desde allí el sujeto es abstracto y universal, por eso no se puede pensar desde su contexto, como se refleja en las características del pensamiento crítico que describe el MEN. Ante esta despersonalización el sociólogo venezolano comenta que “habría que preguntarse por esta especie de sujeto fantasmagórico, abstracto, universal, que es una especie de no – sujeto porque carece de corporeidad, de contexto, de ubicación, y que es el sujeto abstracto del conocimiento científico” (Lander, 2004, p.168).

PC1

Al identificar esta desaparición del sujeto en la definición de pensar críticamente en los estándares educativos nacionales, surge el interés de revisar algunas fuentes teóricas para comprender el paso de un pensar crítico, centrado en lo cognitivo, en lo abstracto, a un ejercicio crítico consecuente con las realidades sociales y políticas, en donde el sujeto está visible, aparece para pensar su realidad desde la crítica de los contextos y sus posibilidades de transformación social. No obstante, en Colombia pensar críticamente lo social y lo político tiene connotaciones negativas que han limitado el desarrollo de una verdadera cultura democrática y ciudadana. Por esta razón, en este artículo, se busca la comprensión de lo que se ha entendido por crítica desde la Escuela de Frankfurt hasta el contexto latinoamericano, con el propósito de contrastarlo con las percepciones de algunos estudiantes acerca del mismo tema, así se planteará que es necesario generar escenarios en los que se privilegie el diálogo, la discusión y el debate argumentado en la educación superior, para desarrollar una conciencia ciudadana y una verdadera cultura democrática.

Al identificar esta desaparición del sujeto en la definición de pensar críticamente en los estándares educativos nacionales, es necesario preguntarse por el paso de un pensar crítico, centrado en lo cognitivo, en lo abstracto, a un ejercicio crítico consecuente con las realidades sociales y políticas, en donde el sujeto está visible, aparece para pensar su realidad.

Para hablar de pensamiento crítico, es necesario recurrir a la filosofía, pues desde allí se ha buscado el ejercicio de la crítica (Campos, A, 2007) como vía para acceder al conocimiento y a la Verdad. Además, se ha caracterizado por ser una forma de pensar basada en la indagación, en la profundización, en la exploración de lo que se ha dado por verdad absoluta en las diferentes épocas, en la evaluación de argumentos y en dudar de verdades respaldadas en falacias. Desde Sócrates, la tendencia al pensamiento crítico empezó a caracterizar un modo de pensar en los griegos, lo que dio pie a debates posteriores, no obstante, su vida acabó por la defensa de un pensar crítico, de un pensar que sospecha de las verdades establecidas, y en la apología del pensar como característica constitutiva del ser humano (Campos, A, 2007). Pese a ello, muchas veces las falacias argumentativas y las estrategias para la manipulación del otro a través de las emociones, se han sobrepuesto a la posibilidad del pensar crítico y dialógico en donde coexistan distintas formas de ver la realidad.

En la globalización se da un contraste entre lo global y lo local, se busca el fortalecimiento de lo local para el diálogo en el contexto global, por ello el pensamiento crítico ha dejado de ser un elemento exclusivo de la reflexión filosófica y se ha incorporado en las demás áreas del saber, desde allí existe una posibilidad de consolidar los discursos propios, para la generación de alternativas en los diferentes contextos, pero el pensamiento crítico al que hacíamos alusión al comienzo busca formas de “proponer” modos de producción “nuevos”, al menos así lo deja entrever la definición del MEN. El pensamiento crítico que retomamos para este proyecto no es aquel que sirve a los propósitos de la producción por ser solamente propositivo. Como lo ven algunos representantes de la escuela de Frankfurt y en algunas posturas latinoamericanas desde las cuales se está proponiendo el desarrollo del pensamiento propio, a partir de estudios transdisciplinarios como los estudios postcoloniales, las teorías decoloniales, los estudios de frontera o las corrientes que estudian la genealogía de la colonización, no sólo territorial sino también cognitiva y epistémica para analizar al final cómo se percibe la crítica política y social en Colombia.

PC2 (1)

Pensar de manera crítica implica el fortalecimiento de habilidades para el análisis, la indagación, la investigación y la formulación de puntos de vista y el comentario de los puntos de vista del otro, que permitan hacer de la crítica un verdadero ejercicio de transformación del estado de las cosas, que pase de los intercambios lingüísticos que se dan cotidianamente a la elaboración de un pensamiento político verdaderamente emancipador basado en argumentos sólidos, que nos permita pensar de manera distinta nuestro presente e identificarlas tensiones existentes entre la libertad y el control de los diferentes mecanismos estatales de regulación.

De este modo, plantear el pensamiento crítico implica que permanezca como camino político, para identificar las tensiones y condicionamientos que impone el modelo económico y político hegemónico, una cultura dominante que se sobrepone a las menores, un sistema burocrático que absorbe la vitalidad y espontaneidad de las expresiones propias. Así, el pensamiento crítico permitiría generar otras preguntas y otras respuestas a los problemas contextuales que coaccionan modos de vida e impiden la creatividad y el surgimiento de mundos distintos a los establecidos, en términos de (re) pensamiento crítico, como lo plantea Walsh (2004) y los estudios sociales y culturales latinoamericanos.

PENSAMIENTO CRITICO

Desde esta perspectiva, para las aulas se deberán diseñar e implementar estrategias didácticas que permitan la crítica y el diálogo con el propósito de desarrollar un pensamiento político y una actitud crítica en los estudiantes, enfocada hacia la formación para el ejercicio activo de la ciudadanía, que permita el desarrollo individual y la coexistencia de distintos puntos de vista, ya que sólo en la divergencia, en el debate y el diálogo podrá ser posible una construcción democrática y un desarrollo heterogéneo de las subjetividades y la consecuente transformación social, en términos de Freire, pues en un país como Colombia se necesita sobrepasar los prejuicios asociados a la crítica en términos sociales y políticos con la crítica misma.

 

*Beatriz H. Amador Lesmes es Coordinadora Nacional de Licenciatura en Filosofía de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia.  Encuentre la investigación completa aquí.

Tags: ,

Deja un comentario