Humanum Colombia

|PNUD Colombia|Contacto
Enfoque

¡Quiz! ¿Qué tanto sabes de Suelos de Degradados?

Por Equipo Humanum

15vida en la tierra

A propósito del Día de la Desertificación, Humanum trae un divertido quiz con los principales conceptos sobre la degradación de suelos. Una vez terminado el quiz, te invitamos a ampliar los conocimientos con las respuestas que encontrarás más abajo.

La degradación del suelo se refiere a la disminución de su capacidad de producción o de cumplir con sus funciones ambientales. Los principales procesos de degradación de los suelos colombianos son, entre otros: la erosión, el sellamiento, la contaminación, la pérdida de la materia orgánica, la  salinización, la compactación, la acidificación, la aridización y la desertificación.

Sellamiento

Proceso que ocurre a causa de la expansión urbana sin criterios de sostenibilidad y la construcción de obras de infraestructura, particularmente en suelos con vocación agrícola; el  sellamiento deja el suelo inservible para otros propósitos, y tiene impactos negativos en el paisaje,  la biodiversidad, la calidad y disponibilidad de agua.

Erosión

Pérdida físico-mecánica del suelo conduce a la reducción de su capacidad productiva, disminución de la regulación y almacenamiento de agua, disminución de la biodiversidad, aumento de los sedimentos, que generan además, impactos adversos cuenca abajo por colmatación de  embalses y ciénagas, inestabilidad de puertos y puentes, pérdida de navegabilidad en los ríos, y  reducción de la oferta pesquera en aguas dulces y marinas, entre otros aspectos.

Contaminación

Ocurre por la presencia de residuos peligrosos y el exceso de metales pesados u otras sustancias que afectan la biota del suelo, las aguas subterráneas, la inocuidad de los alimentos y por ende la salud humana. De igual manera, el uso inadecuado e intensivo de plaguicidas y otros agroquímicos, puede conllevar contamina ción de suelos agrícolas (Universidad Nacional, 2009). representa impactos ambientales negativos relacionados con la pérdida de la biota, disminución  de la capacidad de retención de humedad y pérdida de la capacidad de mitigación del cambio  climático por la disminución considerable de captura de carbono FAO, 2007).

Pérdida de biota del suelo

El suelo es un ser vivo y constituye el hábitat de una gran cantidad de organismos vivos que a su vez son factores clave en la formación y propiedades del mismo, no  obstante, esa maravillosa biodiversidad apenas comienza a ser conocida y entendida (Havilicek, 2011). Así, la diversidad de organismos en el suelo es un indicador de su calidad y su pérdida  representa deterioro y degradación del mismo.

 

Compactación

Ocurre debido a la presión de equipos y animales que lo comprimen, reduciendo el volumen de los poros e incrementado su resistencia mecánica, con lo  cual se afecta el desarrollo radical de la vegetación y por consiguiente se reduce la productividad  de los cultivos. Este tipo de degradación, conlleva además a un mayor uso de energía, pérdida de  la porosidad y capacidad de almacenamiento de agua y aire para las plantas. La compactación  igualmente, puede acelerar procesos de nitrificación y denitrificación con generación de gases de  efecto invernadero. Cabe anotar que, la compactación puede ser permanente cuando alcanza los 60 centímetros de profundidad.

Salinización/Acidificación

El pH del suelo juega un papel crucial en la biota del mismo, en la disponibilidad de nutrientes y en la trasformación de los contaminantes que llegan al suelo. La Salinización y la acidificación afectan la capacidad de sustento de las plantas y los ecosistemas.  La salinización de suelos agrícolas en zonas costeras es otro problema con graves consecuencias  ambientales y productivas.

De acuerdo con información del IDEAM (2002) el 5% de los suelos del área continental del  país presentan susceptibilidad a procesos de salinización y sodificación, encontrando que, la región Caribe presenta el 68s % de su área con susceptibilidad a la degradación por salinización y  237 km  presentan procesos de salinización y sodificación; especialmente en los geosistemas  de sabanas y lomeríos, seguidos por la llanura inundable del Caribe.

Desertificación

Al ocurrir este proceso en zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas se pierden prácticamente todas las funciones y servicios ecosistémicos asociados al suelo, y por consiguiente es un estado de máxima degradación. Esto conlleva a la pérdida de la productividad y a procesos prácticamente irreversibles (o reversibles en el largo plazo).

Deja un comentario